NeuroMarketing. La uniòn de dos grandes: La Neurociencia y el Marketing

Maria D Brito-Rhor, PhDc

Revista Ekos/Economundo/Summer

“Sé que desperdicio la mitad del dinero que empleo en publicidad, el problema es que no sé qué mitad” así pensaba John Wanamaker, hombre de negocios y político de la Filadelfia de entre los siglos XIX y XX. Desde aquella época se han hecho numerosos avances en las técnicas de investigación de mercados para tratar de tomar mejores decisiones dentro del campo del marketing. Es así que desde la década de los 90s ya se empieza a hablar del neuromarketing cuyo nombre proviene de la unión entre la Neurociencia y el Marketing.
El Neuromarketing estudia el funcionamiento del cerebro en las decisiones de compra del consumidor. Avances recientes en neuroimágenes han permitido a los investigadores mirar dentro de nuestros cerebros y estudiar varias de las funciones asociadas al mismo como por ejemplo: emoción, lenguaje, aprendizaje, memoria, percepción, movimiento, sensación, pensamiento, entre otros.
Es incuestionable que las decisiones tanto de marketing como de publicidad son cada vez más científicas y se basan en métodos de investigación que involucran a la Neurociencia. Gradualmente nos estamos adentrando al interior del cerebro de los consumidores y hoy en día ya es posible medir el movimiento del cerebro y las emociones que nos ayudan a entender cada vez más cómo funciona la mente humana.
Precisamente, la neurociencia ha demostrado que todo lo que hacemos los seres humanos se filtra primero por nuestras emociones. Es decir, lo que vemos y prestamos atención se depura por nuestro estado emocional. A las personas nos gusta sentir emociones ya que la emoción crea un cambio químico en el cerebro similar a la forma en que las hormonas bañan el cerebro y alteran el ritmo con que las neuronas se interconectan; de esta manera es como la gente recuerda dichas conexiones.
Las emociones provocan un impulso en el comportamiento humano y es por esta razón que el marketing incorpora mensajes emotivos en la publicidad, para vender los productos de una manera más rápida. Una emoción es una interpretación de un evento y lo que sentimos es la respuesta hacia dicha emoción. Las emociones controlan nuestros pensamientos y por lo tanto nuestro Comportamiento. También afectan nuestro cuerpo y por ende nuestra salud.
Las principales emociones usadas como herramientas de marketing son: amor, aburrimiento, miedo, felicidad, angustia, apreciación, confianza en uno mismo, compasión, culpa, celos, confusión, depresión, envidia, esperanza, entusiasmo, estrés, frustración, impaciencia, indiferencia, insatisfacción, inseguridad, optimismo, paciencia, pánico, rebeldía, rechazo, rencor, serenidad, ternura, timidez, tristeza, valentía y otras.
A lo largo de los años, la investigación de mercados ha usado herramientas de marketing convencional, como por ejemplo grupos focales y encuestas, que han demostrado llegar a conclusiones limitadas por su invalidez de evaluar las motivaciones más ocultas de los consumidores. No obstante, a pesar de que el neuromarketing está ganando notoriedad entre los profesionales y académicos, aún hay reservas en cuanto al nivel de exactitud de la información proporcionada por los diferentes aparatos que se usan para medir la función cerebral.
Las tecnologías utilizadas son esencialmente dispositivos de diagnóstico médico que desempeñan el papel de lectores de la mente para ser aplicados dentro del campo del Marketing. Algunos de estos
Escuela de Empresas USFQ / Diego de Robles S/N y Av. Interoceánica / Edificio Casa Blanca /
Cumbayá-Quito / Telf. 02 2971-707 / Celular 0998-343-218 / escueladeempresas@usfq.edu.ec
http://www.escueladeempresas.com.ec
dispositivo son: fMRI (Imagen de Resonancia Magnética Funcional), EEG (electroencefalografía), MEG (magnetoencefalografía), y TMS (Estimulación magnética transcraneal). Estos dispositivos médicos se utilizan para obtener respuestas de imágenes cerebrales hacia estímulos experimentales como anuncios impresos, comerciales, trailers de películas, discursos, juegos, entre otros. Para el análisis de los datos, los investigadores pueden utilizar diferentes paquetes de software para ayudar a analizar las imágenes de datos de un consumidor, pero el software más utilizado para el análisis de secuencias de datos de imágenes cerebrales es la cartografía estadística paramétrica (ver Ilustraciòn No.1).
Ilustración 1. Las tecnologías utilizadas son esencialmente dispositivos de diagnóstico médico que desempeñan el papel de lectores de la mente para ser aplicados dentro del campo del Marketing. Digital image. http://www.newscientist.com/data/images/archive/2772/27721301.jpg. N.p., n.d. Web.
El propósito de analizar las imágenes de datos es básicamente para identificar qué tan bien y con qué frecuencia el cerebro designó las áreas de atención, la emoción, la memoria, y la implicación personal. Los datos analizados pueden informar explícitamente a los marketeros acerca de los pensamientos de un consumidor mientras ve el contenido experimental. Es decir, seremos capaces de reconocer si el sujeto de estudio estaba feliz, tenía miedo, sueño, entre otras emociones.
En la última década se han realizado una serie de experimentos con estos lectores de la mente y las conclusiones de varios de ellos han corroborado los hallazgos a los que ya se habían llegado por métodos tradicionales, los han perfeccionado o los han refutado. Para ejemplificar, en el año 1998, personalmente levanté un estudio de mercado en Santiago de Chile que buscaba la existencia de una correlación entre la calidad y el precio del vino. En ese entonces, usé técnicas tradicionales de investigación de mercados y se pudo concluir que a pesar de que el vino probado era el mismo, mientras el precio subía, los sujetos percibían al vino como uno de mejor calidad. Diez años más tarde, en el 2008, se hace un experimento similar pero utilizando una herramienta del neuromarketing como lo es el fMRI para poder examinar el cerebro de los consumidores, es así que la respuesta conductual a los vinos reveló una intensificación en la actividad neuronal de las personas y simpatía al probar el vino más caro a pesar de que en realidad, todos los vinos probados fueron el mismo (García y Saad, 2008). Por lo tanto, el estudio afirma que el reconocimiento de precios tiene un impacto directo sobre la respuesta de comportamiento de los consumidores, ya que cuanto mayor sea el precio, más positiva la respuesta de comportamiento hacia la calidad del vino.
Contrastando el ejemplo anterior, voy a citar otro estudio que se hizo para medir la actividad
Escuela de Empresas USFQ / Diego de Robles S/N y Av. Interoceánica / Edificio Casa Blanca /
Cumbayá-Quito / Telf. 02 2971-707 / Celular 0998-343-218 / escueladeempresas@usfq.edu.ec
http://www.escueladeempresas.com.ec
cerebral al mirar las típicas imágenes que se ponen en los paquetes de cigarrillos que intentan activar la emoción de miedo al fumar; sin embargo, se concluyó que las mismas no impedían que la gente deje de comprar cigarrillos, es más, éstas estimulaban algunas partes del cerebro para encender un cigarrillo (Lindstrom 2008). Por el contrario, en un estudio realizado por el Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Yale, se pidió a los encuestados que recuerden las secuelas negativas del consumo de cigarrillos en el largo plazo, y los sujetos redujeron su ansia de fumar. Los escáneres cerebrales mostraron un mayor movimiento en la región responsable de la fijación de metas, planificación y el comportamiento de control (la corteza prefrontal dorsolateral), que a su vez inhibe el estriado ventral, la parte de la vía de recompensa que genera ansia (Kober et al., 2010).
Muchos expertos en marketing estamos familiarizados con el famoso caso de la prueba del sabor entre Coca Cola y Pepsi. Es así que en el año 2004, P. Read Montague del Baylor College of Medicine, decidió realizar su propia versión del “Desafío Pepsi” con el uso de una máquina de resonancia magnética funcional fMRI. En este estudio los investigadores repitieron la prueba a ciegas de sabor entre Pepsi y Coca Cola, es decir que las personas no sabían la marca de bebida gaseosa que estaban probando, mientras que escaneaban los cerebros de los voluntarios. Sin saber la marca que estaban probando, los individuos favorecieron el sabor de Pepsi pues el fMRI mostró la activación de la corteza prefrontal ventromedial o centro de recompensa. Sin embargo, cuando Montague repitió la prueba revelando que lo que estaban tomando era Pepsi, tres de cada cuatro personas dijeron que preferían Coca-Cola. La conciencia de marca revelada por los escaneos mostraron actividad en el hipocampo, en el cerebro medio y la corteza prefrontal dorsolateral, que son áreas asociadas con la memoria, las emociones y el procesamiento de la información emocional. Esto llevó a los investigadores a la conclusión de que una preferencia por Coca-Cola está más influenciada por la imagen de marca que por el propio sabor (ver ilustración No.2).
Ilustración 2 Resultados del fMRI que muestran la diferencia de un test a ciegas y un test en que se sabe que la marca es Coca Cola . Digital Image: “JuanVolpe.com.” Why Is so Important to Remember? ~. N.p., n.d. Web. 12 Feb. 2015.
El futuro del neuromarketing es prometedor y presenta un nuevo y más avanzado método cuantitativo para investigar el éxito de contenidos dirigidos al consumidor antes de gastar grandes cantidades de dinero en los diferentes medios de promoción. No obstante, también hay que estar conscientes que el proceso de toma de decisiones es mucho más complejo que aplastar un botón del
Escuela de Empresas USFQ / Diego de Robles S/N y Av. Interoceánica / Edificio Casa Blanca /
Cumbayá-Quito / Telf. 02 2971-707 / Celular 0998-343-218 / escueladeempresas@usfq.edu.ec
http://www.escueladeempresas.com.ec
placer o uno de compra. Por otro parte, muchos críticos ya están cuestionando la ética detrás de usar estos aparatos médicos para disciplinas comerciales. Sin embargo, el neuromarketing no busca la manipulación del cerebro sino que pretende entenderlo mejor con técnicas sofisticadas de investigación para así llegar a comprender a ese ser tan complejo que es el consumidor junto con sus decisiones a la hora de comprar.
Referencias:
 Fisher, Carl Erik, Lisa Chin, and Robert Klitzman. “Defining Neuromarketing: Practices and Professional Challenges.” Harvard Review of Psychiatry. U.S. National Library of Medicine, n.d. Web. 09 Feb. 2015.
 Tim Ambler, John Stins, Sven Braeutigam, Steven Rose & Stephen Swithenby.
 Salience and Choice: Neural correlates of shopping decisions.
 Brammer, Michael. Brain Scam? Nature Neuroscience Vol.7. No. 7 683 July 2004.
 Samuel M. McClure,Jian Li,Damon Tomlin,Kim S. Cypert,Latané M. Montague,P.Read Montague, “Neural Correlates of Behavioral Preference for Culturally Familiar Drinks Neuron”, 14 October 2004
 “Science and Culture.” Nature 138.3490 (1936): 479-80. Web.
Contacto: mbrito@usfq.edu.ec

Leer en: https://sites.google.com/site/mbritorh/file-cabinet/neuromarketing

Advertisements